Empecé a estudiar español en el año 2000, por determinación del corazón. No tenía ninguna referencia en mi familia, tampoco entre mis amigos, pero ya era una aficionada por “Corazón Partío” y por las telenovelas mexicanas.

En aquel tiempo, ni siquiera tenía computadora en mi casa, lo que me hacia más difícil la tarea de mantener contacto con una segunda lengua, especialmente si esa lengua no era el inglés 😑.

Apenas comenzaron las clases y ya en la primera semana empecé a vivir un drama que muchos de ustedes deben de conocer muy bien. “Aparte de mi profesora, no tengo con quien hablar en español, o sea, no tengo con quien practicar” 😥.

¿Y qué hacía yo? Pues, ¡nada! Así de simple y literal. Terminaba la clase y, desde el momento en que  ponía los pies fuera del aula, ya no volvía a hablar en español, hasta que llegara la próxima clase, en la semana siguiente 😕.

Amigos, por lo que ustedes más aman, no hagan eso. Si están aprendiendo español, si lo están estudiando y si, de verdad, desean desarrollar su aprendizaje, no se den por satisfechoS con hablar una o dos veces por semana.

Bueno, puede que algunas personas se estén preguntando en ese momento: “Muy bueno el consejo, Fernanda. Pero, ¿Cómo es que voy a practicar si, al igual que tú, tampoco tengo con quien hablar en español?”.

La solución

Les voy a contar lo que me ha ayudado a practicar, además de descubrir nuevas palabras en ese idioma.

Simplemente, no esperen una compañía para hablar. ¡Hablen solos!

¿Qué? ¿Qué les van a creer locos? Bueno, si eso les preocupa, entonces hay otra solución: por lo menos traten de pensar en español, mientras realizan sus actividades diarias.

Además de, simplemente practicar el idioma, hablar o pensar en esa lengua nos ayuda a identificar palabras y expresiones que son re importantes para nosotros, pues forman parte de nuestra rutina.

Otro punto considerable es que no siempre es posible seguir con las clases formales, sea por falta de tiempo o sea por falta de dinero. Y cuando se acaba el curso regular y no hay más opciones, ¿qué? ¿Cómo lo van a hacer? 🤷

Por eso resulta  tan importante encontrar formas de traer el español para nuestro día a día, en lugar de solamente practicar durante el tiempo que tenemos con el profesor.

Así que, pensemos y hablemos todos los días, pues eso es lo que nos puede llevar más allá en el aprendizaje de la lengua de Cervantes, ¿vale? 🙂

➡ ¿Sigues hablando en portugués en tus clases de español?

Gostou da Calle Hispánica? Então, curta a Fan Page no Facebook e não perca nenhuma postagem! 😉