Ya empezaste a estudiar español, te sientes encantado por ese idioma (y a quien no le encanta, ¿verdad?❤), además de sentirte muy entusiasmado delante de ese nuevo reto de hablar otra lengua 🙂.

PERO (ay, los “peros” 😕…), tu profesora (o profesor) habla en español contigo en las clases y tú, en lugar de tratar de hablar también en español, le contestas en portugués. Bueno… eso ya me pasó a mí y sé que solemos hacerlo por dos razones:

1⃣ Pereza 😞

Seamos honestos: Cuando estamos aprendiendo una segunda lengua, nos da pereza expresar, en ese idioma, las tantas cosas que tenemos en mente.

Hablar un idioma que no sea el nuestro, no nos hace sentir cómodos al inicio. Eso porque nos cuesta trabajo hacer que el cerebro siga por otro camino, totalmente desconocido, en lugar de seguir por la vieja  Y  conocida calle del idioma que aprendimos cuando niños.

2⃣ Vergüenza  🙈

Nos da tremenda vergüenza hablar en español, especialmente delante de otra persona que nos parezca hablar tan bien 😥.

Normalmente, creemos que vamos a cometer errores y eso no lo aceptamos. Punto.

¿Qué hacer?

Ahora que ya tenemos el corazón más tranquilito por habernos dicho y aceptado la verdad, vamos a derrumbar esas dos razones ¿vale? Muy bien, ahí va.

Sobre la maldita pereza: amigo, si no imponemos nuestras ganas de, realmente hablar español, frente a ese “ay, no… Qué pereza tengo de pensar y hablar en español…“, la cosa, simplemente, no va a funcionar (¡y que nos quede muy claro eso!).

Sugerencia: Trata de pensar en el motivo que te ha llevado a estudiar español. Sea por lo que sea. Para hacer un viaje, por el trabajo o porque siempre te ha gustado ese idioma.  Busca una motivación que te haga tener muchas ganas de hablar.

Entonces, así de sencillo: contra la pereza, ¡ganas! 💪

Sobre la vergüenza: sí, vas a hablar y seguramente vas a cometer errores. Pero, calma. Respira.

Amigo, tú estás a-pren-dien-do. ¿Percibes el significado que tiene esa palabra? ¿Percibes que el aprendizaje siempre es un proceso que requiere tiempo y dedicación?

Por lo tanto, no te avergüences, de ningún modo, por hablar en español y, tal vez, equivocarte. Pues, ahí está tu profesora o profesor para ayudarte con las correcciones que sean necesarias.

Acuérdate de que la persona que te enseña y que habla contigo en ese idioma ya lo sabe muy bien. Eres tú quien necesita practicar más y más, ¿vale?

Un consejito 

Entonces, ahí va el consejo del día: Confía en tu capacidad de aprender y trata de hablar en español en las clases de español.

➡ En Español: Hablemos con (¡mucha!) pasión ❤

Gostou da Calle Hispánica e não quer perder nenhuma postagem? Então, curta a Fan Page no Facebook e siga a Calle no Instagram! 😉