Calle Hispánica

Um passeio pela cultura em espanhol

Tag: Hablar Español

Español: “Si no tengo con quien practicar, ¿cómo lo hago?”

Empecé a estudiar español en el año 2000, por determinación del corazón. No tenía ninguna referencia en mi familia, tampoco entre mis amigos, pero ya era una aficionada por “Corazón Partío” y por las telenovelas mexicanas.

En aquel tiempo, ni siquiera tenía computadora en mi casa, lo que me hacia más difícil la tarea de mantener contacto con una segunda lengua, especialmente si esa lengua no era el inglés 😑.

Apenas comenzaron las clases y ya en la primera semana empecé a vivir un drama que muchos de ustedes deben de conocer muy bien. “Aparte de mi profesora, no tengo con quien hablar en español, o sea, no tengo con quien practicar” 😥.

¿Y qué hacía yo? Pues, ¡nada! Así de simple y literal. Terminaba la clase y, desde el momento en que  ponía los pies fuera del aula, ya no volvía a hablar en español, hasta que llegara la próxima clase, en la semana siguiente 😕.

Amigos, por lo que ustedes más aman, no hagan eso. Si están aprendiendo español, si lo están estudiando y si, de verdad, desean desarrollar su aprendizaje, no se den por satisfechoS con hablar una o dos veces por semana.

Bueno, puede que algunas personas se estén preguntando en ese momento: “Muy bueno el consejo, Fernanda. Pero, ¿Cómo es que voy a practicar si, al igual que tú, tampoco tengo con quien hablar en español?”.

La solución

Les voy a contar lo que me ha ayudado a practicar, además de descubrir nuevas palabras en ese idioma.

Simplemente, no esperen una compañía para hablar. ¡Hablen solos!

¿Qué? ¿Qué les van a creer locos? Bueno, si eso les preocupa, entonces hay otra solución: por lo menos traten de pensar en español, mientras realizan sus actividades diarias.

Además de, simplemente practicar el idioma, hablar o pensar en esa lengua nos ayuda a identificar palabras y expresiones que son re importantes para nosotros, pues forman parte de nuestra rutina.

Otro punto considerable es que no siempre es posible seguir con las clases formales, sea por falta de tiempo o sea por falta de dinero. Y cuando se acaba el curso regular y no hay más opciones, ¿qué? ¿Cómo lo van a hacer? 🤷

Por eso resulta  tan importante encontrar formas de traer el español para nuestro día a día, en lugar de solamente practicar durante el tiempo que tenemos con el profesor.

Así que, pensemos y hablemos todos los días, pues eso es lo que nos puede llevar más allá en el aprendizaje de la lengua de Cervantes, ¿vale? 🙂

➡ ¿Sigues hablando en portugués en tus clases de español?

Gostou da Calle Hispánica? Então, curta a Fan Page no Facebook e não perca nenhuma postagem! 😉

¿Sigues hablando en portugués en tus clases de español?

Ya empezaste a estudiar español, te sientes encantado por ese idioma (y a quien no le encanta, ¿verdad?❤), además de sentirte muy entusiasmado delante de ese nuevo reto de hablar otra lengua 🙂.

PERO (ay, los “peros” 😕…), tu profesora (o profesor) habla en español contigo en las clases y tú, en lugar de tratar de hablar también en español, le contestas en portugués. Bueno… eso ya me pasó a mí y sé que solemos hacerlo por dos razones:

1⃣ Pereza 😞

Seamos honestos: Cuando estamos aprendiendo una segunda lengua, nos da pereza expresar, en ese idioma, las tantas cosas que tenemos en mente.

Hablar un idioma que no sea el nuestro, no nos hace sentir cómodos al inicio. Eso porque nos cuesta trabajo hacer que el cerebro siga por otro camino, totalmente desconocido, en lugar de seguir por la vieja  Y  conocida calle del idioma que aprendimos cuando niños.

2⃣ Vergüenza  🙈

Nos da tremenda vergüenza hablar en español, especialmente delante de otra persona que nos parezca hablar tan bien 😥.

Normalmente, creemos que vamos a cometer errores y eso no lo aceptamos. Punto.

¿Qué hacer?

Ahora que ya tenemos el corazón más tranquilito por habernos dicho y aceptado la verdad, vamos a derrumbar esas dos razones ¿vale? Muy bien, ahí va.

Sobre la maldita pereza: amigo, si no imponemos nuestras ganas de, realmente hablar español, frente a ese “ay, no… Qué pereza tengo de pensar y hablar en español…“, la cosa, simplemente, no va a funcionar (¡y que nos quede muy claro eso!).

Sugerencia: Trata de pensar en el motivo que te ha llevado a estudiar español. Sea por lo que sea. Para hacer un viaje, por el trabajo o porque siempre te ha gustado ese idioma.  Busca una motivación que te haga tener muchas ganas de hablar.

Entonces, así de sencillo: contra la pereza, ¡ganas! 💪

Sobre la vergüenza: sí, vas a hablar y seguramente vas a cometer errores. Pero, calma. Respira.

Amigo, tú estás a-pren-dien-do. ¿Percibes el significado que tiene esa palabra? ¿Percibes que el aprendizaje siempre es un proceso que requiere tiempo y dedicación?

Por lo tanto, no te avergüences, de ningún modo, por hablar en español y, tal vez, equivocarte. Pues, ahí está tu profesora o profesor para ayudarte con las correcciones que sean necesarias.

Acuérdate de que la persona que te enseña y que habla contigo en ese idioma ya lo sabe muy bien. Eres tú quien necesita practicar más y más, ¿vale?

Un consejito 

Entonces, ahí va el consejo del día: Confía en tu capacidad de aprender y trata de hablar en español en las clases de español.

➡ En Español: Hablemos con (¡mucha!) pasión ❤

Gostou da Calle Hispánica e não quer perder nenhuma postagem? Então, curta a Fan Page no Facebook e siga a Calle no Instagram! 😉

En Español: Hablemos con (¡mucha!) pasión ❤

Preposiciones, sustantivos, verbos, artículos, pronombres y otros elementos más. Igual que los tantos idiomas hablados en todo el mundo, el español es constituido por partículas que desempeñan funciones y que hacen con que las frases tengan un sentido (¡o muchos!).

Nosotros, que nos dedicamos a estudiar una lengua, ponemos toda nuestra atención en eso. La conjugación de los verbos, la forma correcta para pronunciar las palabras, el contexto adecuado para sacar un refrán del bolsillo y utilizarlo. Sí, todo eso es importante si deseamos hablar una segunda lengua cada vez mejor.

Pero, la verdad es que el hecho de hablar un idioma se convierte en una tarea mucho más placentera cuando vamos más allá de lo que nos trae la gramática.

Específicamente en el caso del español, con los años que llevo estudiando (¡y amando!❤) ese idioma, he llegado a la siguiente conclusión (que no suele aparecer en los libros): El español tenemos que hablar con pasión.

Sí, es verdad que a algunas personas les resulta ser un poco más difícil articular las palabras y expresarlas oralmente de la forma correcta, según la fonética española. Pero, eso se puede resolver con entrenamientos y con mucha práctica.

Lo que sí, en mi opinión, es mucho más difícil resolver es el “hablar sin ganas”. O sea, la falta de sentimiento.

No se trata de solamente aprender palabras y estructuras, amigos. Hay que sumergir en este universo, tratar de llegar en el “más allá” del que he hablado y jamás, jamás hablar sin ganas.

El español es entero, pulsante y flamante. ¿O acaso ustedes nunca han sentido el corazón latir más fuerte mientras hablan? Bueno, si alguien me contesta con un “no”, entonces, tal vez esa persona no esté hablando con el sentimiento que ese idioma se merece.

Es cierto que no existe ninguna regla gramatical que determine eso que les voy a decir, pero, yo que ustedes, tomaría nota de la siguiente sugerencia: para hablar español pongamos sen-ti-mien-to.

Sí, estudiemos la gramatica (que a esa no la podemos dejar nunca). Pero no nos olvidemos de dejar espacio para que el corazón haga parte de la conversación y hablemos – siempre – con pasión, ¿vale? 🙂

➡ ¿Sigues hablando en portugués en tus clases de español?

Gostou da Calle Hispánica? Então, curta a Fan Page no Facebook e siga a Calle no Instagram para não perder nenhuma postagem! 😉

Desenvolvido em WordPress & Tema por Anders Norén